Sistema Educativo Bolivariano de Venezuela

Mi foto
Barquisimeto, Iribarren, Venezuela

miércoles, 13 de julio de 2011

ILUSTRES VENEZOLANOS

Autores: Maria Camacaro y Dauryn Linárez.


José María Vargas

“José María Vargas, ciudadano integral, simboliza en la Historia de América y en la conciencia del pueblo la imponente majestad de virtud y de la justicia derrotando a la fiera bárbara del despotismo y de la fuerza bruta” Blas Bruni Celli. 1987.


Diversas fuentes que se han consultado, no han demostrado grandes aportes ó comentarios sobre el trabajo en materia educativa que realizó José María Vargas, se enfocan en otros puntos que son importantes, pero en este caso, lo que nos interesa intrínsecamente es comentar sobre el aporte tan significante de José María Vargas.

Por otro lado, es netamente necesario revisar cada obra que escribió este personaje de la historia Venezuela, pues sus numerosas cartas, demuestran la inquietud que tenía el mencionado autor por la educación de calidad que merecía los venezolanos. Y es que, en todos sus documentos resalta con preocupación al ver que la educación era restringida, deficiente y atrasada, por lo cual, cuando desempeña su rol como rector, lo hace de manera eficaz. Además el Dr. Vargas, luchó incansablemente por la inclusión en la educación, que si lo asociamos a un contexto actual, sus pensamientos están aún vigentes, puesto, que en la actualidad el Estado busca una educación transformadora, sin embargo, falta articular muchos ejes para que ese lema trascienda.

Como lo relata, GRISANTI, Angel, en su libro Vargas íntimo ( un sabio de carne y hueso). Editor Jesús E. Grisanti,
“Esa preocupación del Libertador por la educación tiene continuidad en otros gobernantes: José María Vargas contribuye a definir la instrucción pública como un servicio a la ciudadanía; además, fundamenta el concepto moderno de Universidad”
(p. 12).

En efecto, indagar sobre el Dr. José María Vargas, resulta un trabajo arduo por las insuficientes fuentes bibliográficas dedicadas al aporte en la educación que brindó el mencionado autor. Por lo cual, este trabajo representa un enriquecimiento bibliográfico del legado, vida y obra de José María Vargas. Hijo de Don José Antonio Vargas Machuca y de Ana Teresa Ponce, nació el 10 de marzo de 1786 en La Guaira. Su padre preocupado por la educación de su hijo lo envía a Lima al Colegio Seminario de Santa Rosa a los 12 años de edad, y en 1802 se inscribe en los cursos de medicina, desde joven mostró su interés por el oficio de médico. Así, con apenas 22 años se gradúa de Licenciado y Doctor en Medicina y comienza a ejercer su profesión en Cumaná, se especializó en obstetricia, química, clínica quirúrgica, anatomía y botánica.

Sin embargo, mientras estuvo ejerciendo la medicina en Cumaná, fue miembro de la Junta Patriótica, pues también sentía un profundo deseo de mejorar el futuro de su país, por tal razón fue encarcelado 2 veces por los realistas, recordemos que eran tiempos de oscuridad y guerra para el país. Pero Vargas era hombre de paz y de estudios, y no un guerrero, creía fielmente y sin duda alguna que su más obligante deber era prepararse para ser útil en la sociedad. Más tarde, adquiere renombre como médico eminente y ciudadano ejemplar y tolerante, dedicado al trabajo, por lo que es elegido médico cirujano del Hospital Militar.

Por otro lado, cuando se decreta la ley para reformar el estatus de la Universidad, planteada por Bolívar, la votación recae en Vargas, por lo cual se convierte en profesor de medicina. Durante ese cargo escribió sobre temas médicos, económicos, administrativos y de educación, pues con esta nueva faceta emprendida por Vargas, la educación pasó a ser una inquietud más para este preocupado ciudadano, que miraba con desconcierto el dolor, el hambre, la ignorancia y el atraso que dejaba la guerra. Cabe destacar que una meta primordial y sólida que se traza Vargas es la de mejorar la educación en todos y para todos los niveles, pues, consideraba necesario que la educación fuese gratuita y obligatoria para formar ciudadanos responsables y cultos. La educación universitaria constituye otra preocupación más para José María Vargas, pues desea dotar a los estudiantes de conocimientos y practicas actualizadas, que en otras latitudes ya estaban experimentando.





Ya desde ese momento podía identificarse el espíritu innovador y reformista de este personaje, pues a sus lecciones incorporó métodos de estudio, curación e investigación, para aquel entonces, novedosos. Como ejemplo de esto, puede mencionarse el empleo de la disección de cadáveres, la técnica del fórceps y el uso del microscopio. Las cualidades de Vargas como profesor, sumadas al prestigio obtenido con el ejercicio de su profesión, lo hicieron ganarse el aprecio de la comunidad caraqueña, consideración ésta que quedaría demostrada cuando en 1827, dos años después de haber vuelto a su país natal, su nombre fue postulado para el cargo de Rector de dicha casa de estudios.

Otra innovación de Vargas fue la fundación de la cátedra de química, no suele parecer mayor cosa, pero recordemos en aquellos tiempos representaba un gran avance que una república que se estaba gestando de manera independiente contaba ya, con asignaturas tan innovadoras para la población estudiantil. Lo más importante que realiza durante ese cargo, fue la abolición de las restricciones raciales y religiosas que había para ingresar a la Universidad. También desempeñó la dirección general de Instrucción Pública.

Con el acceso directo al control de la universidad, el nuevo rector (José María Varga) organizó, junto con los representantes de cada Facultad, un proceso de reforma en el cual fueron renovados métodos de enseñanza, se actualizaron las materias existentes y se abrieron nuevas cátedras. En este sentido, citando a Márquez A, en su libro titulado, José María Vargas:

“al doctor Vargas debe Venezuela el primer gran ensayo de reforma universitaria realizada en el país, al promulgar el Ejecutivo un estatuto nacional de estudios superiores concebido por él, que habría de durar, a partir de 1827, diez y seis años en vigencia. Introduce el aprendizaje de lenguas extranjeras; regimenta los horarios de clase; moderniza métodos de enseñanza, especialmente en medicina, al fomentar las prácticas experimentales; instituye la cátedra de matemáticas; (...) regenta él mismo las cátedras de anatomía, obstetricia, química, cirugía y botánica”.


Es importante mencionar que para el año 1835 es elegido presidente, acto que al Dr. Vargas no le causaba satisfacción ejercer, pues, se oponía cabalmente a aceptar a ser candidato presidencial, aún así se convirtió en el primer presidente civil de Venezuela. Sin embargo, poco después de ganar la presidencia, pedían su renuncia, forzándolo y amenazándolo para que aceptara, hasta que finalmente aceptó, pues los militares y generales se sentían con más derecho que Vargas a poseer ese cargo, ya que ellos eran los que libraban las sangrientas batallas, además de que su popularidad en la sociedad era avasallante.

Hay que insistir en que es gigantesca la labor organizativa y administrativa que realizó Vargas en todos los cargos que ocupó. Su meta era de sentar en el país las bases para que le venezolano tuviera las mejores oportunidades de estudio y de conocer su propia nación, para hacer ciudadanos ejemplares. El 13 de julio de 1854 muere el Dr. José María Vargas a los 68 años, en Nueva York. Es importante mencionar que en su testamento hecho en Caracas, antes de su último viaje a EEUU, llega a la Universidad sus libros, sus instrumentos, sus colecciones de minerales, dinero y propiedades para que la Universidad cree premios de estudio y en otra parte de su testamento, ordena que le sea hecha la autopsia para que la ciencia pueda enriquecerse estudiando su cuerpo la enfermedad que lo llevó al sepulcro.



Queda demostrado que hasta en sus últimos deseos, José María Vargas fue un personaje sumamente preocupado por la decadencia de la sociedad venezolana, sin embargo, trabajó incansablemente para que ese panorama de desolación fuese revertido a través de la educación, sin la guerra y sin la muerte, pensando siempre en el bienestar y las oportunidades de la jóvenes venezolanos. Calladamente aportó cambios significativos a la estructura de la educación en Venezuela, a la actualización y al progreso de la misma, pues su primordial deseo era la de una sociedad culta, pacifica, intelectual y próspera.
“¡Cuánto ansío ir a colocarme entre los míos, y poner a su disposición mis pocas luces, mis libros! Esto el objeto de mis inquietudes; lográndolo, ya nada más tengo que desear” 1825, carta a su hermano, Puerto Rico.


Arqueo de fuentes

Autor: Blas Bruni Celli 1958
Obra Completas “José María Vargas”


Tomo I
• Correspondencia privada
• Trabajos históricos y pedagógicos-diarios.


Tomo IV
• Actividades universitarias.
• Actividades en el parlamento.
• Presidencia de la república.
• Actividades en relación con el traslado de los restos del libertador.


Tomo VI
• Sociedad económica de amigos del país.
• Trabajos científicos.
• Historias clínicas.
• Notas marginales.


Entre el tomo uno se encuentra un bloque titulado: “Trabajos históricos y pedagógicos-diarios”, en cual trata:

1. Estudio sobre historia.
2. La Grecia.
3. Atenas y los atenienses.
4. Historia de Roma.
5. Bosquejo de la Historia de Francia.
6. Nota sobre los musulmanes y la Turquía en Europa.
7. Disertación sobre la palabra, teológica y teogónica: trinidad.
8. Reflexiones imparciales acerca del folleto titulado: “la Serpiente de Moisés”.
9. Clasificación que debe llevar los estudios médicos.
10. Algunas ideas acerca del método de la educación mas adecuada para formar un medico.
11. Fragmento del itinerario del viaje del Dr Vargas. 1813 de la Guaira a las islas Británicas.
12. Fragmentos de los diarios llevados a los EEUU 1853.

Actividades universitarias:

 Carta a los Sres. vicerrector y demás miembros de R. J. de la universidad. 19 de septiembre de 1827.
 Carta a los Sres. Director y miembros del tribunal de la facultad médica. 8 de junio 1838.
 Carta al Sr rector de la universidad de esta ciudad. 8 agosto de 1853.


Es interesante que en estas fuentes, se refleja la faceta del Dr. José maría Vargas, en el área de la educación y de la historia, ello se denota en el Tomo I, el cual contiene los Trabajos históricos y pedagógicos-diarios. Esto es un buen, compendio de todos los aportes del Dr, para la educación a nivel superior de Venezuela. Y de igual forma, su inasible espíritu para la investigación y contribución a las distintas aéreas en las que se desempeñó.
Para concluir, la vida de José María Vargas, podría definirse como polifacética, pues sus cualidades, de alguna u otra manera, fueron siempre puestas al servicio de su país natal, en aquellas áreas donde él se consideró de mayor utilidad. Con una vocación inquebrantable hacia el saber y hacia el estudio, en su persona convivieron el médico dispuesto asumir la magnitud de su profesión en momentos de gran dificultad para Venezuela, el científico capaz de encontrar la naturaleza y en el cuerpo humano una fuente inagotable de conocimiento, el docente preocupado por darle a la universidad su verdadero papel y el político con conciencia suficiente para tomar el reto de gobernar una República bajo la convicción de que el mundo no es de los valientes, sino del hombre justo y honrado.



Referencias:

Dr. Lasser T. (2006). Acta Botanica Venezuelica. ISSN. Caracas-Venezuela.
GRISANTI, Angel, en su libro Vargas íntimo (un sabio de carne y hueso). Editor Jesús E. Grisanti, Caracas 1954.
BRUNI CELLI, Blas. Obra Completas “José María Vargas”, Caracas 1958.
www.venezuelatuya.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores